Las marcas que reconsideraron el concepto de masculinidad

Tras el éxito alcanzado, P&G no pretende retirar la publicidad de Gillette.

Con el anuncio de Gillette se abrió camino a un debate interminable en torno a cómo representar la masculinidad a través de la publicidad; presentar a hombres que se miran a sí mismos para luego reaccionar ante conductas de bullying, acoso y misoginia fue algo que aplaudieron muchos al verlo como una forma distinta para dirigirse a los consumidores, mientras que otros lo sintieron como una ofensa que cuestiona la masculinidad.

Esta misma polémica generó satisfacción en P&G y ahora se encuentra satisfecha con los resultados del momento.

Hay que recordar que bajo este mismo contexto, no es la única marca que pretende cambiar las percepciones del género en su publicidad, entendiendo los cambios sociales que existen en la actualidad. Existen otros casos más.

Go Daddy

La empresa registradora de dominios que desde 2005 hasta 2012, casi era sinónimo de los anuncios del Super Bowl, decidió tomar un giro inesperado en 2013 al lanzar anuncios en los que no se cuestiona la masculinidad de los hombres y resalta actividades comunes de las personas, como trabajar hasta noche en su propio negocio y no ver el partido.

Carl’s Jr.

Un tema que también es muy cuestionable en la publicidad, es la de de cosificar los cuerpos de las mujeres. El caso de Carl ‘s Jr. se rompió con la publicidad en donde los cuerpos de modelos parecían más importantes que sus propios productos.

Es así que la empresa de hamburguesas rompió con ciertos estereotipos, y presentó sus distinguidos alimentos a través de la satírica Celeste Barber y así “burlarse” de los anuncios clásicos de la era de Paris Hilton.

Con información de AdWeek

Recent Posts

Start typing and press Enter to search